menu
Ver Cesta
Atrás

Kanna

9 okt 2020
10 min
Xavier Francuski
Xavier Francuski

La Kanna (Sceletium tortuosum), cuyo nombre también puede escribirse canna y channa, y conocida también por su nombre coloquial holandés kougoed, es una planta suculenta con una larga historia de uso recreativo y medicinal tradicional por las comunidades indígenas del sur de África.

Es una planta muy infravalorada y legal en todo el mundo con una amplia gama de efectos psicoactivos y físicos. Es un potente ansiolítico, antidepresivo y estimulante general del estado de ánimo, que ofrece a los que la toman energía, euforia y una mayor sensibilidad a los estímulos sensoriales. La Kanna no es un alucinógeno fuerte, aunque su uso ritual por parte de los grupos indígenas Khoikhoi y San sugiere que puede emplearse para obtener alucinaciones en el contexto adecuado o cuando se mezcla con otras plantas.

Durante siglos después de su descubrimiento, la Kanna no fue muy popular en el mundo occidental. Sin embargo, dado que la ciencia ha identificado sus propiedades químicas en las últimas décadas y numerosas personas han confirmado sus beneficios terapéuticos, esta planta se está volviendo popular debido a su potencial para aliviar el dolor, la ansiedad y la depresión de una manera más natural y menos dañina que los productos farmacéuticos convencionales.

Aspecto

Aspecto de Kanna

La Kannaes un arbusto de aspecto algo caótico, que crece cerca del suelo en todas las direcciones. Su lío de tallos finos y hojas robustas se entremezcla con flores escasas de color blanco, amarillo o rosa pálido. Esta planta también da frutos con forma de vaina de color amarillo oscuro o naranja, llenos de semillas en forma de riñón de color marrón o negro.

Su nombre, Sceletium, se debe al hecho de que las hojas de las plantas muestran patrones claramente esqueléticos con venas lignificadas cuando se marchitan o se secan.

Distribución

Distribución de Kanna

La Kanna y otras especies de Sceletium crecen de forma nativa en las zonas semidesérticas de Little Karoo y Namaqualand en Sudáfrica, hogar de los grupos nómadas de Khoi y San.

Cultivo

Cultivo de Kanna

La Kanna es fácil de cultivar y resiste en una amplia gama de condiciones. Puede prosperar en cualquier ambiente con buena luz solar, predominantemente seco y sin temperaturas de congelación (por encima de los 16 °C o 60 °F).

Las semillas brotan de la misma manera que las de cualquier cactus común, y las plantas maduras se reproducen fácilmente a partir de esquejes. Debe regarse con moderación y el suelo debe mantenerse más seco que húmedo. Cualquier abono de uso general con un poco de arena añadida para ayudar al drenaje debería servir para estimular su crecimiento.

Las especies de Sceletium, y especialmente la Kanna, son cada vez más raras en la naturaleza, probablemente debido a la sobreexplotación. Por lo tanto, animamos a todos los psiconautas amantes de la jardinería a intentar cultivar esta planta y contribuir a su uso sostenible.

Historia de uso

Historia de uso de Kanna

La Kanna pertenece al género Sceletium, que incluye unas dos docenas de especies de plantas con valor comercial. Es probable que estas plantas hayan formado parte de las culturas indígenas durante miles de años, pero los primeros registros escritos de su uso se remontan a finales del siglo XVII.

Los khoi, así como los san, le dieron el nombre de Kanna en honor al antílope eland gigante, que estaba simbólicamente vinculado a la fertilidad, el matrimonio, la lluvia, la adivinación, el baile, el trance y la curación. Este majestuoso animal es considerado sagrado en sus culturas y es uno de los motivos más frecuentes que encontramos en el arte rupestre antiguo del sur de África.

Una vez que llegaron, los colonos holandeses informaron sobre una de las especies de Sceletium afirmando que “Esta planta es usada por los Namaquas y puede encontrarse en algunas de sus montañas. Se recolecta en octubre y se llama Canna. Estos y las tribus circundantes la aprecian mucho de manera similar al betel o la areca usados por los indios. Mastican tanto su tallo como sus raíces, la mayoría de las veces durante todo el día, y se emborrachan con él, de modo que, debido a este efecto, su fragancia y su sabor fuerte, uno puede determinar y esperar algún beneficio de su cultivo."

La Kanna pronto fue conocida como kougoed, que literalmente puede traducirse como "algo para masticar." Este nombre coloquial se le dio inicialmente a la preparación oral de la planta, que se hacía secándola y 'fermentándola', pero finalmente pasó a formar parte incluso de la lengua vernácula local como una expresión que se refiere a la planta misma.

En el siglo XVIII, un trozo de tierra en el área semidesértica de Little Karoo en el Cabo Occidental recibió el nombre de 'Cannaland', para reflejar el hecho de que era un ambiente fértil para el crecimiento de los arbustos Sceletium. Hogar de los Attaqua Khoikhoi, fue identificado por los holandeses como la fuente de suministro de Kanna de la región, creando una clase de comerciantes poderosos que comerciaban con esta valiosa planta.

Los khoi recolectaban la planta y la intercambiaban con otras comunidades, a veces bastante lejanas, por ganado y otros productos básicos. La Kanna era popular en toda la región por sus numerosas propiedades. Los trabajadores masticaban pequeñas cantidades durante el día para tener más energía y prevenir el hambre y la sed, y las cantidades más grandes se masticaban, fumaban, usaban como tintura o se preparaban en un té para disfrutar de sus efectos narcóticos relajantes.

La Kanna también se usaba frecuentemente como analgésico y sedante. Masticarla ayudaba a aliviar el dolor de muelas y el dolor abdominal, y también servía para anestesiar la mandíbula antes de sacar los dientes. En su forma fresca y menos potente, la Kanna se administraba a los niños como un tranquilizante suave. Una o dos gotas de su jugo bastaban para calmar a un bebé al que le estaban saliendo los dientes o para que durmiera durante unas horas.

Sin embargo, en general, el uso hedonista de la Kanna fue mucho más común que su uso medicinal. Esta tendencia continúa en la actualidad. Hoy en día, en Sudáfrica, se usa predominantemente como sustancia recreativa de forma similar al consumo de cannabis en otras partes del mundo.

Farmacología

Farmacología de Kanna

La Sceletium tortuosum contiene siete alcaloides activos, cuatro de los cuales han sido más investigados por la ciencia: mesembrina, mesembranol, mesembrenona y mesembrenol. La concentración total de alcaloides en la materia vegetal seca de la Sceletium tortuosum es varía mucho según las condiciones de crecimiento y el tiempo de cosecha, y está entre el 0,05% y el 2,3%.

Estos alcaloides funcionan como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), lo cual significa que previenen la recaptación de serotonina, el neurotransmisor que regula el estado de ánimo, las emociones, el sueño, el hambre y el comportamiento social, haciendo que una mayor cantidad de serotonina esté más disponible para los receptores. Este es el principio de funcionamiento de los antidepresivos y ansiolíticos convencionales. Además, se ha demostrado que los alcaloides de la Kanna inhiben la actividad de la PDE4, un proceso bioquímico que también está empezando a ser estudiado como potencialmente de interés para el alivio de la depresión.

También se ha descubierto que estos alcaloides interactúan con los receptores CB1, que están implicados en la regulación del estado de ánimo, el dolor y el apetito, por nombrar algunos de los numerosos procesos regidos por esta vasta red de receptores endocannabinoides.

Por último, los estudios in vitro han demostrado que, en concentraciones más elevadas, la mesembrina afecta la captación de noradrenalina y dopamina. Esto puede explicar de forma parcial los efectos similares a los sedantes cuando se consumen grandes dosis de Kanna, que no aparecen al tomar dosis más bajas.

Aunque actualmente no existen muchos ensayos clínicos con Kanna o sus alcaloides aislados en humanos, varios estudios en animales nos han ofrecido resultados prometedores del uso de esta planta.

El investigador japonés Hirabayashi y su equipo realizaron tres estudios en los que administraron dosis variables de Kanna en polvo a gatos y perros con manifestaciones clínicas de estrés o demencia, o ladridos y maullidos nocturnos incesantes. Estos investigadores obtuvieron un éxito casi absoluto en el alivio de estos síntomas, sin efectos adversos incluso en dosis altas y durante largos períodos de administración.

Numerosos casos anecdóticos también respaldan la noción de que la Kanna es una herramienta terapéutica segura, eficiente y muy benéfica. Algunos de los beneficios obtenidos más frecuentemente son: una reducción de la ansiedad, un aumento de la confianza, un mejor funcionamiento social, sentimientos de relajación y tranquilidad meditativa, mayor introspección, aprecio por la belleza de la naturaleza y la supresión del deseo de tomar alcohol y fumar tabaco.

Preparación

Preparación Kanna

Tradicionalmente, la Kanna se prepara secando y 'fermentando' las partes de la planta, y todas contienen compuestos psicoactivos.

Después de la cosecha, los tallos, hojas y raíces se machacan entre piedras y se guardan en recipientes sellados durante varios días para 'fermentar' en sus propios jugos. La Kanna se vuelve psicoactiva solo después de este proceso, y la cosecha debe llevarse a cabo en el momento exacto. Si las plantas se recolectan demasiado pronto, el producto resultante será menos potente.

Este es el procedimiento de preparación descrito por un khoi y facilitado por uno de los autores de un estudio de campo de 1995 sobre la Kanna: “Dejas la bolsa de 'kougoed' machacado al sol para que se caliente. No es necesario ponerla (la bolsa) a la sombra, recibe sombra por la noche y el sol no la daña. Se deja que la planta sude. Después de 2-3 días, se abre la bolsa, se mezcla el 'kougoed' y después se vuelve a cerrar herméticamente. Al octavo día después de machacarlo, se abre la bolsa y se extiende el 'kougoed' para que se seque al sol, como cuando se secan las pasas. Se deja afuera hasta que esté seco. Si no se sigue este proceso, la planta no tendrá potencia. Si comes la planta fresca no pasará nada, no tiene potencia." En el enlace al estudio se detalla otro modo de preparación más rápido para aquellos que no pueden esperar ocho días.

Estas técnicas de machacado, "sudoración" y secado no se hacen solo para respetar la tradición, también tienen una base científica. La Sceletium tortuosum contiene una gran cantidad de oxalatos, que pueden causar irritación y alergias cuando llegan al tracto gastrointestinal humano. En realidad, se cree que machacar la materia vegetal introduce microbios que degradan el oxalato de las piedras en la piel de la planta, que después actúan disolviendo estos compuestos dañinos durante el proceso de "fermentación".

En la tradición temprana, se usaban pieles de animales o bolsas de cáñamo para almacenar la Kanna mientras 'fermentaba', supuestamente porque el material orgánico ayudaba con la degradación del oxalato. Actualmente, se utilizan bolsas de plástico.

Una vez que el proceso de 'fermentación' ha finalizado, la Kanna seca resultante se pulveriza y está lista para ser inhalada, fumada, masticada (con un chicle), preparada en un té o procesada posteriormente en una tintura.

Efectos

Efectos de Kanna

En dosis bajas, la Kanna puede proporcionar un alivio rápido del estrés y la ansiedad. Puede mejorar la agudeza mental y la introspección saludable, crear experiencias sensoriales agradables y dejar espacio para una mayor apreciación del entorno y la estimulación sensorial. Todas estas sensaciones suelen ir seguidas de un grado de indiferencia o desapego emocional de asuntos que normalmente causarían una reacción negativa en el individuo.

Las dosis moderadas de Kanna tienen un efecto general de mejora del estado de ánimo. Muchas veces se describe como una sensación de euforia junto con un chute de energía y una sensación de hormigueo en todo el cuerpo. Para algunos, el chute de energía provoca un deseo de socializar y realizar actividades como bailar y cantar. Otros canalizan esta energía para conseguir concentración y claridad mental, lo cual hace que la Kanna sea muy buena para la productividad y la creatividad.

Sin embargo, en dosis más altas, la Kanna hace todo lo contrario. Se convierte en un sedante, facilita la relajación muscular e impide la concentración. Es casi imposible realizar cualquier tarea o acción cuando el usuario experimenta estos efectos.

Esta variación en los efectos puede explicarse por las diferencias en los niveles de neurotransmisores que aparecen cuando hay diferentes niveles de compuestos activos de Kanna presentes en el cerebro, como hemos mencionado en la sección de farmacología.

Los alcaloides de la Kanna interactúan bien con varios otros compuestos, sobre todo con los del alcohol y el cannabis. Combinarla con estos dos psicoactivos recreativos tiene como resultado un efecto séquito en el que los efectos individuales se potencian mutuamente.

Aunque no es muy alucinógena por sí sola (generalmente solo causa ligeras alteraciones visuales, como colores más suaves o de aspecto más intenso y brillos alrededor de los bordes de los objetos y las personas), se sabe que estas combinaciones si provocan alucinaciones sutiles. Otras mezclas de plantas que los khoikhoi combinan tradicionalmente con la Kanna incluyen damiana, flores de loto azul, dagga silvestre, tongkat ali y ginseng. Es probable que los efectos psicodélicos de la Kanna se puedan explicar, en parte, por consumirla con otros ingredientes.

Por último, se sabe que la Kanna suprime el apetito y algunos antojos de sustancias como el alcohol, la nicotina y los opioides, lo que significa que puede usarse como un suplemento para un estilo de vida saludable. No se han llevado a cabo estudios oficiales para confirmar estos efectos, pero aparecen en informes de siglos de uso tradicional.

Al igual que ocurre con otros psicodélicos, la manera en la que la Kanna afectará a una persona depende en gran medida de su mentalidad y del entorno en el que se consume. La Kanna no produce serotonina, sino que previene su degradación, haciendo que una mayor cantidad de este neurotransmisor esté disponible. Esto significa que solo tendrá un efecto de mejora del estado de ánimo si el estado de ánimo ya es bueno, es decir, si ya existe serotonina disponible para usar. Por lo tanto, al consumir Kanna se recomienda tener una mentalidad estable y hacerlo un entorno gratificante y de apoyo.

Aunque la Kanna puede ayudar con la depresión, no está garantizado que lo haga. Se recomienda encarecidamente consultar a un profesional antes de intentar tomar Kanna como antidepresivo.

Efectos secundarios y precauciones

Efectos secundarios y precauciones de Kanna

Las reacciones adversas a la Kanna son raras y, generalmente, aparecen al tomar una dosis demasiado alta o al consumirla en un contexto desfavorable.

Los pocos efectos secundarios que se han dado comúnmente incluyen: presión arterial elevada y palpitaciones del corazón, que pueden ir seguidas de ansiedad, dolores de cabeza leves y náuseas sin vómitos. Tener la boca seca es común, al igual que las heces blandas.

Muchos usuarios afirman sentirse irritados después de que los efectos de la Kanna desaparecen. Esto probablemente se deba al reajuste necesario de los niveles de serotonina. Aunque puede ser tentador tomar otra dosis en esta etapa para recuperar el estado de ánimo, lo desaconsejamos encarecidamente, ya que puede provocar una acumulación de irritabilidad y reacciones de ira todavía más intensas cuando el segundo subidón desaparece.

Los propios efectos de la Kanna también pueden considerarse efectos secundarios según el contexto en el que se use. La euforia que causa en dosis moderadas puede dificultar conciliar el sueño si se toma más tarde en el día, mientras que el efecto tranquilizante de las dosis más altas puede convertirse en aturdimiento o somnolencia, lo que hace que las actividades que requieren coordinación motora o concentración sean peligrosas o imposibles de realizar. Por lo tanto, se recomienda tener siempre en cuenta el contexto en el que se consume la Kanna para evitar las consecuencias no deseadas de sus efectos.

Se sabe que la Kanna causa tolerancia, lo cual significa que pueden necesitarse dosis más altas cada vez si se toma repetidamente. Sin embargo, ni los estudios en animales ni los casos anecdóticos han informado sobre efectos graves de abstinencia después de interrumpir el uso. Por otro lado, para algunos usuarios, el cuerpo necesita ajustarse al principio para sentir los efectos, por lo que tomar dosis bajas durante varios días es una buena manera de "preparar" el cuerpo para la experiencia con Kanna.

Debido a su química, la Kanna no debe combinarse con otros ISRS (como medicamentos para la depresión) o inhibidores de la monoamino oxidasa (como B. caapi o ruda siria). Mezclarlas podría provocar una interacción bioquímica negativa y complicaciones graves de salud.

Dosificación

Dosificación Kanna

Las dosis correctas de Kanna variarán según la potencia del producto. Puede venir en forma de polvo, extracto, tintura, líquido para vapear o en mezclas con varios otros ingredientes.

Para la inhalación (fumar o vaporizar) generalmente se requieren dosis más bajas, mientras que la ingestión sublingual y oral requerirán dosis más altas, pero también producirán efectos más duraderos. Estas son las dosis estándar de Kanna según la forma de ingerirla:

  • Para inhalar, entre 20 y 50 mg deberían producir efectos moderados o intensos.
  • Si toma por vía sublingual, se mezcla con alcohol y se mantiene en la boca, o se mezcla con un chicle, entre 50 y 150 mg serán suficientes para un viaje moderado o intenso.
  • Si se prepara en un té, se deben usar entre 200 y 250 mg.

¿Dónde comprar el mejor polvo de Kanna?

¿Dónde comprar el mejor polvo de Kanna?

Existen muchas opciones a la hora de comprar Kanna online, pero será difícil que encuentres una tienda con nuestra reputación y nuestros precios.

Elephantos lleva siendo un proveedor de psicodélicos de primera categoría más de 18 años, y sabemos que la forma de mantenerse en la cima es priorizar la calidad del producto y la satisfacción del cliente. Puedes confiar en nosotros si buscas los mejores productos, los precios más bajos, la máxima discreción y una entrega rápida.

Echa un vistazo a nuestro polvo de Kanna debajo y contáctanos si tienes alguna pregunta.