menu
Ver Cesta
Atrás

Que Kratom para el dolor?

5 nov 2019
8 min
George Mouratidis
George Mouratidis

El dolor no es un tema agradable, pero forma parte de nuestras vidas. ¿Sabías que las personas que nacen sin sensibilidad al dolor a menudo no sobreviven a la infancia? ¿La razón de esto? Bueno, no puedes tratar tus quemaduras, rasguños ni cortes si no eres consciente de que los tienes. Nos guste o no, el dolor es la forma en la que nuestro cuerpo nos alerta de que algo está mal.

Para entender mejor cómo funciona el dolor, vamos a analizar las formas estándar en las que los médicos diferencian los síntomas del dolor. Después de analizar los diferentes tipos de dolor, exploraremos cómo la planta kratom podría desempeñar un papel en el futuro del tratamiento del dolor.

Tipos de dolor

físico o emocional

Dolor agudo vs. dolor crónico

El dolor suele clasificarse a menudo como agudo o crónico. Los síntomas del dolor agudo suelen ser de corta duración, pero extremadamente intensos. Los ejemplos más comunes de dolor agudo incluyen golpearse el dedo del pie o tocar accidentalmente una sartén caliente. La finalidad de este dolor es alertar a tu cerebro sobre posibles daños en los tejidos para que dejes de hacer lo que estés haciendo. Además del dolor, también puedes notar síntomas como un latido cardíaco más rápido o sentir que te falta el aire.

El dolor crónico, por otro lado, puede persistir durante años, pero muchas veces no es tan intenso como el dolor agudo. Los síntomas varían dependiendo de la enfermedad que padece la persona, pero los síntomas comunes del dolor crónico incluyen ardor, escozor y dolor. A veces, el dolor crónico puede intensificarse o disminuir dependiendo de distintos factores, como el clima, el bienestar emocional de una persona o su dieta. Las afecciones que causan dolor crónico incluyen fibromialgia, migrañas, disfunción de dolor pélvico y dolor lumbar.

Dolor emocional vs. físico: ¿existe alguna diferencia?

Además de distinguir entre dolor agudo y crónico, a algunas personas les gusta clasificar el dolor en otras dos categorías, dolor emocional y físico. Sin embargo, una nueva investigación sobre este tema demuestra que es posible que no exista una distinción tan clara entre el bienestar mental y el físico.

Por ejemplo, un estudio demostró que una dosis de acetaminofén (también conocido como Tylenol) ayudó a las personas que sufrían malestar emocional mucho más que al grupo de placebo. Esto prueba que existe un vínculo directo entre nuestro estado físico y mental.

Gracias en gran parte al trabajo del Dr. John Sarno de la Universidad de Nueva York, muchos médicos están empleando terapias "mente-cuerpo" interesantes para ayudar a las personas a superar las afecciones con dolor crónico que no implican daño directo a los tejidos. Estas terapias incluyen escribir en un diario, meditación tipo mindfulness y psicoterapia. Para saber más sobre el campo de la medicina mente-cuerpo, actualmente en expansión, no dudes en buscar más información sobre el trabajo del Dr. Sarno.

¿Qué es el Kratom?

Desafortunadamente, la planta kratom ha tenido muchas asociaciones negativas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (US Food & Drug Administration, FDA, por sus siglas en inglés) intentó incluir el kratom como una sustancia del Anexo I en 2016. Aunque la prohibición de la FDA no entró en vigor, muchos estados de EE. UU. y naciones de la UE prohibieron el uso del kratom tanto recreativamente como para fines médicos.

A pesar de todo esto, grupos dedicados de pacientes con dolor crónico afirman que el kratom fue esencial en su tratamiento. Entonces, ¿qué es exactamente el kratom y puede realmente ayudar a aliviar el dolor crónico?

Empecemos por lo básico. Oficialmente llamada Mitragyna speciosa, el kratom es una planta verde subtropical de la familia del café. En el sudeste asiático esta planta ha sido cultivada y varias cepas de kratom han sido usadas a lo largo de los siglos para diferentes propósitos. Además del dolor crónico, los curanderos asiáticos tradicionales han utilizado el kratom para tratar muchos trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad, la depresión y la fatiga crónica.

¿Cómo puede el Kratom ayudar a aliviar el dolor?

que hace

Aunque los efectos fisiológicos del kratom no han sido muy investigados, la mayoría de los científicos creen que esta planta debe sus propiedades analgésicas a docenas de alcaloides naturales. De estos compuestos, la mitraginina y el 7-HMG parecen ser los más importantes.

Aparentemente, estos alcaloides pueden ayudar a bloquear temporalmente las señales de dolor en el cerebro. Sin embargo, a diferencia de los opiáceos más fuertes, el kratom no parece unirse directamente a los receptores de opioides. Por esta razón, algunos analistas consideran que el kratom podría usarse para ayudar a los adictos a los opiáceos a reducir el consumo de drogas más fuertes como la heroína.

Además de sus posibles usos en rehabilitación, el kratom podría ser útil como una alternativa a los opioides farmacéuticos. De hecho, algunos países como Dinamarca y Finlandia ahora permiten a los médicos recetar kratom para diversas afecciones. Puesto que esta planta es completamente natural, muchos defensores afirman que no tiene los posibles efectos secundarios asociados con los opioides farmacéuticos.

Las mejores variedades de kratom para el dolor

¿que kratom debería usar?

Al igual que en el caso del cannabis, la variedad de kratom que uses hará que los efectos que notes sean distintos. Cualquier persona interesada en probar el kratom para el dolor crónico debe entender las diferencias básicas entre las cepas de kratom.

Cuando busques kratom, debes tener en cuenta estas tres cepas: vena blanca, verde y roja. De estas tres, la vena roja es la más asociada con el alivio del dolor crónico. Se piensa que el kratom de vena roja tiene mayores concentraciones de alcaloides que pueden ayudar a reducir el dolor. Sin embargo, debes tener en cuenta que el kratom de vena roja tiende a tener el mayor efecto sedante.

Por el contrario, el kratom de vena blanca tiende a producir efectos energizantes, lo cual es bueno para los pacientes con fatiga crónica o depresión. Por último, el kratom de vena verde es la cepa "ricitos de oro" perfecta para aquellos que no desean la intensidad de las variedades de vena blanca o roja.

Ahora que conoces las diferencias básicas entre el kratom blanco, verde y rojo, analicemos las cepas específicas para el dolor crónico.

Bali Rojo

El kratom rojo de Bali debe su nombre a su origen asiático y es muy apreciado por los que padecen dolor crónico gracias a sus altas concentraciones de alcaloides. De hecho, la investigación preliminar sugiere que el rojo de Bali puede tener más 7-HMG que la mayoría de las otras variedades de kratom, lo que se traduce en un potente efecto analgésico.

En dosis bajas, puedes experimentar un ligero zumbido con el rojo de Bali, pero recuerda que, al ser de vena roja, tiene un efecto sedante extremo en concentraciones más altas. Generalmente, se recomienda que los pacientes con dolor crónico que no han tomado kratom antes, comiencen con rojo de Bali, ya que es relativamente suave y no tiende a provocar efectos secundarios.

Maeng Da

Si no obtienes resultados con el rojo de Bali, entonces es posible que quieras probar Maeng Da. Al igual que el rojo de Bali, Maeng Da es una cepa de vena roja muy rica en alcaloides. La mayoría de los expertos en kratom consideran que Maeng Da es un poco más potente que el rojo de Bali, lo que significa que deberías obtener un efecto igual de fuerte con una dosis más baja.

Aunque el Maeng Da es una variedad roja (sedante), muchos usuarios afirman que tiene notables efectos energizantes y estimulantes del estado de ánimo en dosis más bajas. Por lo tanto, para aquellos que buscan un efecto revitalizante sutil, además de potentes propiedades para aliviar el dolor, una microdósis de Maeng Da puede ser una buena opción.

Las mejores maneras de tomar kratom
Related post
Las mejores maneras de tomar kratom

Thai de vena roja

Otro kratom de vena roja popular para el dolor crónico es el Thai de vena roja. Esta cepa popular es particularmente conocida por sus efectos calmantes incluso en dosis moderadas. Es mejor usar esta variedad al final del día porque el efecto sedante puede ser bastante fuerte.

Definitivamente no debes tomar kratom Thai de vena roja si tienes problemas con la narcolepsia o la fatiga crónica. En cambio, esta cepa se recomienda para personas con dolor crónico que también sufren de problemas como ansiedad, trastorno de estrés postraumático o insomnio.

Indo de vena blanca

Si las cepas de venas rojas no son para ti, ¿por qué no probar el kratom Indo de vena blanca? Al igual que otras cepas de la familia de venas blancas, el Indo tiende a tener un efecto estimulante y solo tiene un efecto sedante en dosis muy altas. De todas las cepas de kratom de esta familia, el Indo de vena blanca parece tener la mayor concentración de alcaloides para aliviar el dolor.

Obviamente, las personas que sufren fatiga además de dolor crónico probablemente serán los que más se beneficien de esta cepa. Algunas afecciones que podrían aliviarse con dosis bajas de Indo de vena blanca incluyen fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y depresión.

Qué dosis de Kkratom tomar

La dosis correcta

Al ser una sustancia muy controvertida, no existe una ciencia exacta cuando se trata de la cantidad de kratom que debes tomar. Sin embargo, sabemos que el kratom tiende a producir efectos estimulantes en dosis bajas y efectos sedantes en dosis más altas. Por lo tanto, la cantidad de kratom que debes tomar realmente depende de la afección que deseas tratar y de la cepa que estás usando.

Si es la primera vez que tomas kratom, es mejor empezar con menos de 2g de y ver cómo afecta a tu cuerpo. Si no notas efectos secundarios adversos, puedes aumentar la dosis aproximadamente 1g hasta llegar a los 4g. Generalmente, se recomienda no consumir más de 10g de kratom al día.

Actualmente no existen pruebas de que el kratom pueda causar una sobredosis. Las personas que toman esta hierba en dosis altas generalmente se quedan profundamente dormidas a los pocos minutos de ingerirla. Sin embargo, puedes desarrollar una tolerancia al kratom si lo tomas todos los días. Para evitar esto, intenta separar las dosis de kratom durante la semana.