menu
shopping cart
Back

What's the Difference Between Indica and Sativa Cannabis?

12 sep 2019
16 min
George Mouratidis
George Mouratidis

Tratar de elegir la opción más adecuada para ti al comprar variedades de cannabis puede ser desalentador al principio. Las plantas de cannabis vienen en tantos tipos y combinaciones, que es casi imposible elegir la mejor para tus necesidades. En este artículo, encontrarás información útil sobre los principales tipos de cannabis: indica y sativa.

Sigue leyendo para descubrir las características principales de las dos cepas diferentes, en qué se diferencian y cómo elegir.

La historia de las cepas

Para empezar, veamos la etimología de la división de cepas anterior. Según el Oxford English Dictionary, el término "cannabis" es una adaptación de una antigua palabra griega "kánnabis", utilizada para nombrar el género de la planta que incluye todas las variedades de cáñamo y drogas.

Científicamente, el término botánico cannabis se propuso en el siglo XVIII y se estableció en el estudio de Carl Linnaeus "Species Plantarum" en 1753, con el nombre completo de cannabis sativa, e inicialmente se refería a las variedades industriales no intoxicantes cosechadas principalmente para fibra, semillas, y CBD.

Hoy en día, estas variedades se conocen comúnmente como cáñamo, mientras que el término "sativa" tiene un significado diferente, lo cual es responsable en parte de los malentendidos, que se refiere a una variedad más específica de plantas de cannabis, en función de las áreas en las que florece y sus características y efectos.

La historia del cannabis sativa

"Sativa" es un término botánico en latín que se traduce como "cultivado". Ahora se usa para describir las plantas originarias de las regiones ecuatoriales como Tailandia, el sur de la India, Jamaica, México, áreas con un clima principalmente tropical, pero también en la masa continental combinada de Asia y Europa, territorios donde originalmente se cultivaba solo por su fibra, semillas y CBD, como se indicó anteriormente.

La historia del cannabis indica

Indica significa de India en griego, indicando así el origen geográfico de la planta. El término fue introducido por primera vez por el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck en 1785 para nombrar las variedades de cáñamo psicoactivo descubiertas en la India, donde era cosechado por sus semillas, fibra y para la producción de hachís, en contraste con el "cáñamo sativa" de ese entonces, ya que este último no se consideraba una droga psicoactiva. El cannabis indica es muy común en Asia Central en general y especialmente en países que rodean la India como Pakistán, Tíbet y Nepal. En caso de que te encuentres la palabra "Kush" como nombre de una hierba o semilla, es muy probable que tengas una planta indica en tus manos.

Cepas modernas (híbridos)

especies cruzadas

Hoy en día, ambos tipos de cannabis se cultivan comercialmente en todo el mundo y se consumen ampliamente por sus propiedades psicoactivas. Por esto casi todas las semillas que encuentras en el mercado hoy en día son híbridas, cada una combina características específicas de indica y sativa. Esto no es necesariamente malo, ya que el cruce ha creado algunas cepas legendarias, sin embargo, hace que la distinción entre sativa e indica sea algo anticuada.

Según su herencia genética, las plantas pueden clasificarse como indica o sativa dominante. Este perfil está indicado por un porcentaje que a menudo verás en las descripciones de las semillas. Las posibilidades de cruce son infinitas, creando muchas oportunidades para cepas interesantes que combinan efectos y tienen usos medicinales más potentes. De hecho, las variedades autóctonas 100% sativa/indica (plantas cultivadas naturalmente en su entorno nativo) y las variedades de herencia (plantas cultivadas naturalmente fuera de su entorno nativo) son increíblemente raras.  

Características visuales

A simple vista, puedes notar la diferencia por la forma de las hojas de las plantas. La sativa es una planta alta, que puede alcanzar hasta 3 metros y sus hojas largas y estrechas tienen un tono verde claro. Los cogollos de sativas son aireados y altos. Debido a su aspecto, la sativa también se conoce como NLD (droga de hoja estrecha), una característica morfológica que ayuda mucho en el proceso de cosecha.
La planta indica no es muy alta y es tupida, con hojas anchas y unidas de un tono verde oscuro. Debido a la forma de las hojas de la indica, las variedades de indica también se conocen como BLD (droga de hoja ancha). La hoja compacta forma cogollos densos con forma de bulbo y después de alcanzar los 2 metros como máximo, la planta gana volumen y se convierte en un arbusto, una característica que hace que la cosecha de una indica sea un procedimiento más lento y desafiante, en comparación con la sativa.

Efectos

La distinción entre las cepas sativa e indica teniendo en cuenta su impacto en el cerebro y el cuerpo humano se basa en la cantidad de THC y CBD que incluyen. Se sabe que el CBD, que se encuentra en mayor cantidad en la variedad indica, tiene efectos tranquilizantes, mientras que el THC, que se encuentra en mayor cantidad en las variedades sativas, tiene efectos estimulantes. Aunque esta distinción hoy en día se aplica solo a cepas muy específicas, todavía es valiosa al decidir qué cepa cultivar.

Sativa: la activadora

la tensión cerebral

Las cepas sativas y las cepas sativa dominantes afectan principalmente al cerebro, creando una sensación de euforia y sociabilidad. Por esto, las cepas sativas a menudo se recomiendan para las actividades diurnas, ya que estimulan la mente, fomentando así un comportamiento estimulante y sociable, impulsando la creatividad y provocando el llamado "subidón social".
Dependiendo de la concentración de THC, las variedades sativas a menudo causan efectos psicodélicos y alucinógenos. En algunos casos, cuando se consume en altas cantidades, o en combinación con alcohol, la sativa puede causar efectos secundarios adversos como mareos o visión borrosa.

Best Sativa Strains
Related post
Best Sativa Strains

Usos médicos del cannabis sativa


Aunque los usos médicos del cannabis a menudo se asocian con cepas ricas en CBD, también existen algunas investigaciones tentativas sobre el uso del THC. Las cepas sativa dominantes tienden a tener más efectos sobre el cerebro y, por lo tanto, son más potentes en el tratamiento de problemas como la pérdida de apetito, las migrañas y el dolor crónico.
El efecto psicoactivo de la mayoría de las cepas sativas puede resultar en una experiencia estimulante y enriquecedora. Sin embargo, al igual que ocurre con todas las sustancias psicoactivas, se recomienda precaución si padece alguna condición mental. En grandes concentraciones, el THC puede provocar reacciones negativas en el cerebro y agravar aún más los síntomas.

Indica: perfecta para relajarse

la cepa relajante

Por otro lado, la variedad indica tiene un alto nivel de CBD, lo que la hace adecuada para fines médicos, como ansiedad o afecciones crónicas. La indica afecta al cuerpo explícitamente, al tener un efecto sedante, reduciendo así el estrés y ofreciendo un efecto de relajación mental. La variedad indica es adecuada para las actividades nocturnas, cuando es más probable que quieras dormir. El consumo de indica en grandes dosis aumenta el efecto sedante y hace que te sientas "colocado".

Best Indica Strains
Related post
Best Indica Strains

Usos médicos del cannabis indica

Las cepas índicas tienden a inducir un efecto de relajación de forma natural. Estas cepas se han asociado durante mucho tiempo con altos niveles de CBD, pero hoy en día, este no es necesariamente el caso. Existen muchos híbridos indica dominantes que tienen grandes cantidades de THC, por lo que, si estás buscando un sedante natural, fíjate más en el contenido de CBD. La reputación de este cannabinoide se ha disparado, principalmente debido a la legalización del cáñamo y la investigación reciente que demuestra que tiene un efecto beneficioso sobre condiciones médicas específicas. Las más notables son el insomnio, la inflamación, las convulsiones y los espasmos.

¿Es exacta la división entre sativa e indica?

Aunque lo hemos mencionado varias veces en este artículo, es importante analizar por qué el uso de términos como "sativa" e "indica" no es del todo correcto hoy en día. Los investigadores del cannabis concluyen que no hay pruebas suficientes para sugerir que existe un patrón químico verificable que sugiera que las indicas son definitivamente sedantes y las sativas puramente cerebrales. Sin embargo, tienen diferentes patrones de crecimiento, por lo que esta discusión es más relevante para los productores que para los consumidores. Kymron DeCesare, Director de Investigación de Steep Hill Labs, explicó que “palabras como sativa e indica ya no son indicadores fiables del contenido de sustancias". Las pruebas de laboratorio, para determinar qué sustancias están presentes y en qué proporción y concentraciones, es la única forma válida de determinar la eficacia médica. DeCesare señaló además que la distinción entre sativas e índicas es principalmente útil para las plantas en su estado natural. En el pasado, no había más de 60 cepas naturales en todo el mundo. Después de años de reproducción e ingeniería de cepas, este número ha aumentado más de 100 veces, por lo que es imposible predecir los efectos de una cepa con solo mirar su tipo.

Formas más fiables de medir los efectos del cannabis

No hay duda de que la clasificación de indica y sativa es una forma conveniente para que los novatos entiendan el complicado mundo de la genética del cannabis. Desafortunadamente, la realidad es que, sin pruebas de laboratorio, no hay forma de saber cuáles serán los efectos de una cepa. A continuación, analizaremos los tres factores más importantes a tener en cuenta al elegir una cepa para cultivar o consumir.

Contenido de cannabinoides

El cannabis contiene más de cien compuestos químicos, principalmente terpenos y cannabinoides, que forman juntos una "receta" única de efectos. Las queridas propiedades recreativas y terapéuticas provienen de los dos cannabinoides más conocidos, el THC y el CBD:

  • El THC (Δ9-tetrahidrocannabinol) es conocido por sus efectos para aliviar el dolor y las náuseas, mientras que también hace que uno sienta un subidón y tenga hambre.
  • El CBD (cannabidiol) alivia el dolor, la ansiedad y la inflamación, entre otras afecciones médicas, y es, en contraste con el THC, un compuesto no intoxicante.

Aunque el contenido de cannabinoides es vital al elegir la cepa correcta, la lista de compuestos es interminable y el proceso puede resultar bastante complicado, especialmente si eres un novato. Aquí tienes tres reglas generales que puedes seguir fácilmente:

  • Las cepas THC dominantes son famosas por ofrecer experiencias eufóricas y potentes, mientras que también se usan para tratar condiciones médicas como ansiedad, insomnio y depresión.
  • Las cepas CBD dominantes son pobres en THC y, por lo tanto, son más populares entre los pacientes que buscan un tratamiento claro.
  • Las cepas equilibradas de THC/CBD contienen, como su nombre lo indica, niveles equilibrados de THC, lo que resulta en una euforia leve junto con el alivio de los síntomas. Estas cepas suelen ser la primera opción de los novatos.

Por último, tenga en cuenta que tanto las cepas sativas como las indicas pueden exhibir los perfiles cannabinoides mencionados anteriormente, no existe una distinción clara entre las dos.

Contenido de terpeno

Los terpenos son responsables del olor del cannabis, incluyendo olores como olor a cítricos, bayas, combustible, pino, etc. Estos compuestos aromáticos, producidos también por las flores de lavanda, el lúpulo y varias frutas, son secretados por las mismas glándulas que exudan CBD y THC.
Además, existen varios tipos de terpenos de cannabis, según sus propiedades sedantes o estimulantes. El Linalool, por ejemplo, se usa para la relajación, mientras que Pinene tiene efectos estimulantes. Es la proporción relativa de los diversos tipos de terpenos en combinación con la de los cannabinoides lo que definirá los efectos finales de la planta. Finalmente, aunque la morfología sativa /indica no puede usarse como un indicador de los efectos del terpeno, algunas cepas sí tienen cierta consistencia con respecto a este aspecto.

Experiencia y métodos de entrega

A la hora de elegir la cepa correcta, no importan solamente las propiedades de la planta, sino que existen varios otros factores que deben tenerse en cuenta, como los siguientes:

  • Tolerancia: este es un factor importante al elegir una cepa, si la tuya es baja, definitivamente debes elegir una cepa con bajo contenido de THC y tomar dosis bajas.
  • Ansiedad y otros efectos secundarios del THC: si eres susceptible a tales efectos, considera una cepa con alto contenido de CBD.
  • Duración del efecto: si deseas efectos duraderos, prueba los comestibles, pero comienza con dosis bajas. Para efectos a corto plazo, opta por inhalar o incluso por una tintura.

Qué cepa es la más adecuada para ti

que quieres sentir

Antes de decidirte por una determinada cepa, infórmate sobre los diversos efectos y beneficios de los terpenos y los cannabinoides. Teniendo en cuenta tus expectativas, investigando en profundidad, y evitando la distinción demasiado simplificada habitual de indica/sativa, encontrarás la cepa adecuada para ti.

Conclusión

Aunque la creencia generalizada es que las sativas e indicas producen efectos diferentes, no te encontrarás necesariamente en dos situaciones muy diferentes cuando pruebes cada una de ellas. Esto se debe a que hay una gran cantidad de semillas en el mercado que tienen una variedad completa de THC y CBD para que puedas encontrar variedades más equilibradas o dominantes.


Elegir las semillas de marihuana o la hierba según el nombre de la cepa es la forma más fiable de obtener la experiencia deseada en cualquier ocasión. Experimenta con las distintas variedades, sativa o indica dominantes, y explora tu reacción a los efectos del THC y CBD, para que puedas disfrutar plenamente de los diversos efectos del cannabis que buscas.